MINDFULNESS:  “LA ATENCIÓN PLENA”

Jon Kabat-Zinn , el creador de Mindfulness, la define  como:

“Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.

La atención plena te permite relacionarte de forma directa con lo que está ocurriendo en tu vida en el momento presente, en el aquí y ahora. Te permite trabajar de forma consciente con el estrés, la depresión,  el dolor, la enfermedad, la pérdida, los desafíos de la vida.

Mindfulness

La constancia y la práctica diaria te ayudan a recuperar el equilibrio interno y te invitan a vivir una vida de manera plena y saludable.

Hay estudios que avalan sobradamente los efectos de la práctica  de Mindfulness . Por ejemplo éste demostró que disminuía significativamente el nivel de depresión y ansiedad y mejoraba la empatía y la habilidad para manejar el estrés.
(Shapiro, Schwartz and Bonner, 1998 – “Journal of Behavioral Medicine”).

Banner-Mindfulness-FINAL1

(…Entre las participantes de este otro estudio,  se informó de una disminución en las medidas de depresión, el estrés y la ansiedad persistiendo estos hallazgos hasta el período postnatal. En la programación de la preparación al parto podría incluirse esta intervención psicológica.

Con respecto a la utilización de mindfulness en mujeres embarazadas y su efecto sobre la aparición de parto prematuro,concluyen que hay algunas pruebas de que la relajación durante el embarazo reduce el estrés y la ansiedad. Sin embargo, no hubo ningún efecto sobre la prevención del parto prematuro…)

 Meditacion-Mindfulness-para-embarazadas1

Según HERBERT BENSON  la meditación contrarresta los efectos dañinos del estrés y consigue:

  • Disminuir la presión sanguínea
  • Reducir el ritmo cardíaco
  • Calmar la respiración
  • Controlar la respuesta corporal al estrés
  • Favorecer la quietud y la paz

Fuente: Los beneficios de la meditación en el siglo XXI: “La meditación transforma el cerebro a largo plazo”

La práctica de Mindfulness como madre gestante, en cualquier período del embarazo, te lleva a  aprender a estar más serena y tranquila ante los acontecimientos de la vida y los cambios propios de la gestación; a incrementar el grado de consciencia de tu propio embarazo y a desarrollar una comunicación más amorosa con tu bebé.  Si padeces algún trastorno de ansiedad, y/o bajo estado de ánimo, te ayuda a  prescindir de forma natural de toda la farmacología, contraindicada en este período.  Además te va a permitir  disfrutar, minuto a minuto,  de lo que está sucediendo en “el aquí y el ahora”.

¿Cómo puedes practicar mindfulness?

  • Elige un lugar de la casa que esté tranquilo y que no te moleste nadie.
  • Procura tener la columna recta y descansada puesto que tendrás que mantenerte así durante un rato. ( No hay  un tiempo establecido, tú misma podrás incrementarlo, según vayas practicando)
  • Cierra los ojos y mantén la atención en la respiración abdominal. Date cuenta de cómo entra el aire, como se expande por tu cuerpo y como sale al exterior.
  • Céntrate en el momento presente: siente  y acepta todos los sentimientos (alegría, tristeza, ira, miedo…) sin controlarlos o reducirlos, es decir, hay que vivirlos en el momento y en el grado que se produzcan. Sé consciente de todo ello. (Si te distraes y notas que te vas a otra cosa, vuelve de nuevo a tu respiración.)
  • Para terminar, haz 3 respiraciones profundas y abre los ojos .

Decirte, para finalizar, que la gestación es un momento crucial en la que  el embrión/feto es especialmente vulnerable a los cambios fisiológicos que están aconteciendo dentro de tu vientre.  Y  que el estrés,  la ansiedad y la depresión  son  factores de riesgo que afectan al desarrollo neurológico de tu bebé.

Teniendo en cuenta la evidencia científica del Mindfulness…

¿Te comprometes a practicar algo que es gratis y te aporta salud y bienestar?

Creo que es el momento de actuar.  Ten en cuenta  de que todo lo que sientas durante tu embarazo se lo estás transmitiendo a tu bebé.  Si te acostumbras a meditar,  la meditación  puede ayudarte a disfrutar de una armonización perfecta y equilibrada junto a ese bebé que estás esperando.

**Infórmate de nuestros talleres, tanto si estás embarazada como si deseas estarlo.

Está demostrado científicamente que reducir el estrés mejora el resultado de cualquier tratamiento de fertilidad y mejora la respuesta ovárica.

Anuncios

Canto, Yoga y Mindfulness, la magia del buen parir

Una de las maravillas, de la cual me sorprendo cada día, es poder contemplar y sumergirme, con las futuras mamás, en un  canto  capaz de llegar a su interior y conectar con  sus bebés en una profunda comunicación de paz y serenidad.

1065306_11970783

Es un canto que no queda en la garganta, sino que ahonda en lo más profundo, conectando perfectamente la garganta con la zona perinatal, estimulándola por medio de vibraciones sonoras y ayudándola a  fundirse en una perfecta concienciación  de ese vinculo afectivo mamá/bebé.

Es tal éxtasis el que se produce en el “aquí y ahora” que, además de confortar a la mamá , la sitúa  en una  atención plena (Mindfulness) a su cuerpo, a sus sensaciones, a sus emociones; aportándole conocimiento,   seguridad,  plenitud, fortaleza y confianza en ella misma.

La mamá comienza  meciéndose, totalmente integrada con su bebé, recostada sobre la pelota y recreando continuamente el  momento cada vez más ansiado de llegar a abrazar a su hijo/a. ¡Es impresionante!.

Complementa muy bien con el  trabajo que realizan de yoga prenatal para conseguir alinear los Chakras, equilibrar el ambiente y las emociones e inducir a una relajación profunda.

El canto forma parte integral del embarazo, sirve como analgésico natural durante el parto y,  después del parto, como una nana para dormir al bebé.

El canto del que vengo hablando y, del que para mí merece todo el respeto y admiración,  es el “canto carnático”, un canto original de la India, utilizado por las mujeres gestantes, e introducido en Europa por F.Leboyer.

El objetivo principal , que pretendemos con estos recursos, es que la futura mamá disfrute de un embarazo y un parto  consciente, desde el mismo momento de la concepción e incluso antes.

Te invito a saborear, junto a tu hijo/a  y  minuto a minuto, la alegría de vivir.

Fuente: Naixensa

 

Parto orgásmico: del trauma al placer

Sheila Kitzinger Helena Elizabeth  es una antropóloga social especializada en el embarazo, el parto y la crianza de los bebés y niños pequeños. Hace campaña para que las mujeres tengan la información que necesitan para tomar decisiones sobre el parto. Ella cree firmemente que todas las mujeres que no están en alto riesgo deberían tener la opción de beneficiarse de un parto en casa.

970984_21602747

¿Por qué es traumático el nacimiento?

No solo es un asunto de dolor. Kitzinger propone que las mujeres son traumatizadas al ser tratadas como máquinas que están en constante riesgo de romperse. Son traumatizadas al sentir que son chupadas por un sistema médico que les niega cualquier control sobre lo que les está pasando.

“El nacimiento es el caos que el cuerpo puede resolver por sí mismo,” dice Kitzinger, quien añade que los bebés no traumatizados, concebidos y nacidos en amor, muestran una gran inteligencia, bondad, sentido común y buena salud. En su libro recomienda acupuntura, acupresión, shiatsu, reflexología, masaje, hipnoterapia, relajamiento visualización vocalización, cambio de posición, agua y calor para un nacimiento amoroso

Elizabeth Davis, co-directora del National Midwifery Institute (Instituto Nacional de Parteras), concluye:

Si te dijeran que puedes tener uno de los momentos de tu vida más trascendentes física, emocional y espiritualmente, y aquí está el mapa para llegar, ¿verdaderamente dirías que no?

Las investigaciones han concluido que los minutos antes y después de dar a luz, los niveles de oxitocina en el cerebro llegan al pico más alto que la mujer es capaz de llegar en toda su vida – justo como el orgasmo. Este pico de oxitocina es necesario para una labor de parto seguro de la placenta donde hay la mínima perdida de sangre.

Odent, obstetra francés  pionero en el mundo del nacimiento natural, dice:

Antes, la gente no sabia que existían los orgasmos femeninos durante el acto sexual. Yo creo que en años venideros, el orgasmo durante el nacimiento será reconocido como una parte natural de la experiencia del parto.

Kitzinger escribe:

Un nacimiento orgásmico no quiere decir que estás escalando las paredes y gritando. El problema es que el nacimiento se mide con reloj y se maneja, a veces de manera agresiva, para que las mujeres no puedan ser espontáneas. Pero cuando lo puede ser, el dar a luz puede ser extraordinario – olas cálidas de pasión. Cuando la cabeza del bebé llega al perineo, estimula una respuesta erótica llamada el reflejo de Ferguson. Esto es, si no se le destruye mientras le dicen como y cuando empujar.

May Gaskin, la más famosa activista a favor del parto natural en EEUU, cuyo libro Comadrona Espiritual es la biblia sobre partos para madres modernas. Defensora del ‘nacimiento extático’ -un parto agradable y sin medicamentos-, May Gaskin hizo una encuesta a 151 mujeres, de las que 32 afirmaron haber tenido un parto orgásmico. May asegura que un nacimiento extático es “el momento cumbre más natural del que haya oído hablar, donde la mujer descubre realmente su cuerpo”.

La presión que ejerce la cabeza del bebé sobre las paredes de la vagina, así como la apertura y dilatación de los tejidos mientras la cabeza del niño desciende, proporciona a algunas mujeres una inesperada sensación de excitación sexual, incluso de éxtasis.


Fuentes: Criar con AmorCriar Hoy, Vas a parir felicidad

El control sobre el manejo del dolor en el parto: la autohipnosis

Es posible tener un parto con relativamente poco dolor, pero es recomendable que se prepare, planeando algunas estrategias para manejarlo. Planear cómo actuar ante el dolor es una de las mejores maneras de asegurarse de que permanecerás calmada y de que serás capaz de controlarlo cuando llegue el momento.

916556_10366876

El trabajo del parto conlleva unas contracciones de los músculos, presión sobre el cuello uterino y la  presión que ejerce la cabeza del bebé sobre la vejiga  y los intestinos. Todo esto, así como el estiramiento del canal del parto y la vagina, produce dolor.

Pero, el umbral del dolor es diferente en cada mujer y, lo que para unas se puede asemejar a los dolores de la  menstruación, para otras es como un cólico nefrítico o cólico renal. Y, las que lo hayan padecido, seguramente podrán  confirmar que es un dolor intenso en el abdomen, las ingles y la espalda, seguido de un malestar general.

Es curioso porque, a menudo, lo que la mujer comenta, no son los dolores en sí, sino la regularidad de las contracciones y el poco tiempo que queda para la recuperación entre una y otra.

Por eso, cada vez son más las mujeres embarazadas que deciden utilizar la  autohipnosis como un recurso para lidiar con el dolor propio del parto en lugar de utilizar las medicaciones convencionales.

¿Qué ventajas tiene la autohipnosis para el parto?

 La autohipnosis puede tener los siguientes beneficios para la futura madre:

  1. Reducción de la cantidad de anestesia química que podría necesi­tarse. La menor cantidad de anestesia supone menos efectos inde­seables después del parto, y minimiza también los riesgos de la anestesia, tanto en la madre como en el bebé.
  2. La autohipnosis disminuye el temor, la tensión y el dolor, tanto antes como durante el proceso del parto.
  3. Hay más control de las dolorosas contracciones uterinas sin necesi­dad de medicamentos.
  4. Se acelera la recuperación después del parto.
  5. Aumenta la resistencia de la madre al cansancio, y se hace mínimo su agotamiento.
  6. La madre experimenta más el parto y, de ello, puede sacar una mayor sensación de realización y de labor cumplida.

La hipnosis también ayuda a la recién mamá a mantener un estado físico y mental óptimo en el estado anímico post-parto.

Un caso de máxima actualidad es el de Kate Middleton,

La prensa asegura que la duquesa de Cambridge ha decidido dar a luz ayudada por la hipnosis para evitar los dolores del parto, y apuntan a que hizo uso de ella en los primeros meses de embarazo para evitar las náuseas.

La hipnosis es considerada un recurso válido, reconocido por la OMS, tanto para el embarazo como para el parto.

Cómo son nuestras sesiones de preparación al parto

Comenzamos a trabajar con la autohipnosis bastante antes de la fecha pre­vista para el parto. Un buen momento para empezar es el quinto o el sexto mes del embarazo.

En sesiones diferentes, trabajamos la relajación, la comprensión de tus temo­res y preocupaciones, la formación de una imagen positiva de ti  misma,  el ejercicio de yoga prenatal  y el control del dolor.

Usamos sugestiones de apoyos poshipnóti­cos que favorezcan la respiración relajada a fin de controlar los factores estresantes físicos, emocionales o psicológicos que suelen acompañar el embarazo.

Utilizamos procesos o acontecimientos naturales para crear apoyos poshipnóticos; procesos tales como las contracciones, la presencia del marido o compañero e, incluso, las actividades concretas que supone el ir al hospital.

Mediante la visualización y las sugestiones para cada objetivo, confeccionamos ideas para crear un guión eficaz, flexible y relajador que tú puedes leer o grabar. Puedes  incluso llevar la grabación a la sala de parto y escucharlo allí.

Por medio de las clases de hipnoterapia, aprenderás técnicas de autohipnosis que te ayudarán a manejar y a soportar el dolor de la mejor manera posible. La hipnosis te permitirá autoanestesiarte sin necesidad de utilizar ninguna clase de calmante o de medicación especialmente formulada para este fin, lo cual será mucho más seguro y saludable tanto para ti como para tu bebé. Además, tendrás control absoluto sobre el manejo del dolor.

Tu participación activa en el parto con la autohipnosis te proporcio­nará muchísima satisfacción.