La primera mirada de tu bebé es para tí

Hoy quiero compartir con vosotros la descripción de la primera mirada del bebé hacia su madre y como se instala el vínculo.

Bebé recién nacido con los ojos abiertos.

La vida empieza donde empieza la mirada

Amélie Nothomb, Metafísica de los tubos

Esta descripción magnífica la hace el  Dr. Marc PILLIOT (Pediatra – Presidente de la CoFAM) en el artículo titulado:  La mirada del recién nacido.  El documento completo lo podéis ver aquí, para que lo leáis  tranquilamente. No tiene desperdicio. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

… Si se deja al niño y a los padres tranquilos, sus comportamientos son bastante estereotípicos en las dos primeras horas de vida.

  • La madre está en un estado de “preocupación maternal primaria” (Winnicot) en que, en el plano emocional, está total y exclusivamente disponible para responder a su hijo. Empieza rozando los brazos y las piernas de su bebé, luego empieza a tocarlo con más firmeza, a acariciarlo, a masajearlo; respira su olor; pone su cara frente a la suya para mirarlo a los ojos y por fin comienza a hablarle con voz aguda, “voz de madre” dicen los expertos, especialmente atractiva para el bebé, que las prefiere así.
  • El padre toma rápidamente una actitud protectora: posa tímidamente la mano sobre la espalda del bebé, luego rodea la cabeza de su mujer con el otro brazo o le coge la mano, y finalmente se inclina para mirar a su bebé los ojos.
  • En cuanto al recién nacido, tras un periodo de reposo en un estado de vigilia tranquila que puede durar varios minutos, comienza una actividad oculo motriz impresionante. Aunque tenga el pecho al alcance de la boca, al principio le interesará mucho más el rostro de su madre y sobre todo sus ojos: la mirada del recién nacido se vuelve concentrada, intensa, profunda, llegando al máximo hacia los 20 minutos de vida. Después, el bebé mira la forma redonda y destacada del pezón, que comienza a desprender un olor que evoca el líquido amniótico. Ya en la primera media hora de vida, el bebé empieza a gesticular con la boca, a mover los labios y la lengua, a chuparse los dedos impregnados de líquido amniótico, y luego a reptar hacia el pecho aromático usando su fuerza muscular y su reflejo de marcha para impulsarse a empujones, entrecortados con periodos de descanso (reflejo de reptación). Hacia los 50 ó 60 minutos de vida, por término medio, alcanza el pecho, mueve la cabeza de un lado a otro, se coloca sobre la areola, toma una buena parte del pecho sin hacer daño al pezón y empieza a mamar de forma eficaz (reflejo de búsqueda). Durante la toma, la madre y el bebé se miran. Toda esta impresionante y emocionante actividad del recién nacido dura aproximadamente una hora y media. Después de ese lapso de tiempo no se registra más actividad, y a las dos horas de vida la mayoría de los niños ha vuelto a cerrar los ojos….

“La primera mirada de tu bebé al mundo, es para ti” – “Es absolutamente maravilloso” responde la madre. El recién nacido parece estupefacto de encontrarse ahí. Esa mirada es como un puente tendido hacia la vida que empieza: permite al bebé orientarse en nuestro mundo. Antes, todo era oscuro y borroso. Ahora, de repente, la luz inunda el espacio.

El recién nacido abre los ojos y mira: descubre entonces lo que hay a su alrededor. La voz familiar de su madre la trae las palabras que lo informan: “Sí, bebé, yo soy tu madre…”.

Imagen: guenter m. kirchweger, xchng

Anuncios

Una buena autoestima: te beneficias tu y se beneficia tu bebé

Es muy grato ver  llegar a las mamás con sus bebés y poder compartir  ese espacio  que nos brinda la oportunidad de  conocernos un poquito más.

Seguimos trabajando la autoestima.  Ya hemos descubierto qué es lo que hace que baje o desaparezca, y ahora vamos a comenzar a aprender estrategias y recursos que nos ayude a incrementarla.

Imagen en blanco y negro. Mujer de 30 años aproximadamente que mira arriba y sonríe.

El próximo viernes el tema es:

Cómo incrementar tu autoestima. ¿Te lo vas a perder?

Queremos invitarte a compartir este espacio.  Además de beneficiarte tú, también lo hace tu bebé. Piensa que lo que puedas modificar ahora, para encontrarte mejor, va a revertir en toda la familia, aunque por supuesto, la más favorecida sigues siendo  tú.

Aprovecho para compartir esta reflexión que hicimos en el grupo sobre el términos autoestima.

En el diccionario aparece.

Autoestima: Valoración generalmente positiva de sí mismo.

Y yo me pregunto: ¿tenemos consideración y aprecio por nosotras mismas? Vamos a ver el símil que hago para explicar gráficamente como responde un animal y como respondemos nosotras.

Como bien podréis recordar, antes la basura de la casa se metía en bolsas de plástico y se dejaba en un apartado de la calle para que lo recogieran los empleados del ayuntamiento. Los gatos y los perros vivían opíparamente rebuscando por todos los rincones y deshaciendo las bolsas para comerse los desperdicios.

Según han ido pasando los años y la economía ha ido subiendo, prácticamente todas las ciudades y pueblos tienen contenedores, donde se echan las basuras y se cierran casi herméticamente. Con lo cual, los animales que antes vivían de ello, ya no pueden hacerlo.

Y mi pregunta es: ¿habeis visto a algún gato o perro al lado del contenedor diciéndose para si mismo , que pena, ya nadie me quiere, me han abandonado, seguro que me muero de hambre, que va a ser de mí….? Yo os digo que no. El gato se ha buscado sus recursos para no quedarse sin comer y sigue dando gracias a la vida por sobrevivir. Han cambiado las circunstancias, pero él se considera y aprecia su vida.

Nosotros, con todo nuestro cerebro pensante, con todas nuestras posibilidades, con toda nuestra inteligencia, somos los únicos que ante un cambio o una situación, nos regalamos frases como estas. “Nunca llegaré a nada”, “esto es insoportable”, “nadie me comprende”, “todos deberían saber lo mal que lo estoy pasando”, “es horrible vivir así”, “soy una inútil” etc, etc.

Fijaos en que aún siendo los seres más inteligentes y mejor dotados de la naturaleza, somos los que más nos despreciamos y nos infravaloramos.

Es importante saber que hay palabras que nos dañan y, posiblemente no seamos conscientes de ellas cuando las pronunciamos. “Todo”, “Nada”, “Siempre”, “Nunca”, “Jamás”, “Debería”, “Horrible”, “Insoportable”… son absolutismos que nos cierran la puerta  a cualquier posibilidad. Piensa que entre el blanco y el negro, está el gris. Y que entre siempre y nunca, está  “a veces”.

Quiero transmitirte que cuanto más flexible sea tu vocabulario más flexible será tu vida.

Ánimo y a “cazar” esas palabras que con tanta facilidad se filtran en nuestro vocabulario.

Imagen: Beth McDonald, Stock.xchng

Llegó el momento

El gran momento ha llegado, todos estamos felices, pero eso no quiere decir que el trance sea sencillo. Esto es un nacimiento, un principio y como tal tiene sus dificultades.

Desde Vínculos queremos daros la bienvenida e invitaros a disfrutar con nosotros de este viaje a través del embarazo, el parto y el inicio de la vida de un recién nacido. Vivir ese momento único que es ser madre, ser padres, junto a vosotros.

Nuestra experiencia es amplia en el sector, pero somos nuevos en las redes sociales. Esperamos no defraudaros y que aprendamos juntos, unos de otros. Que nuestros conocimientos nos lleven de la mano a vivir nuevas experiencias en este nuevo escenario.

Foto en blanco y negro en primer plano manita de recién nacido coge el dedo de un adulto.El cerebro de este proyecto es Isabel Quintana, una psicóloga con muchos años en el sector. Está especializada en la psicología perinatal que es la que rodea el embarazo, el parto y el puerperio, esos primeros años de vida de un niño que son tan decisivos. Y la acompaña un gran equipo, no menos importante.

Sin más demora, iniciamos nuestra andadura, esperamos encontrarnos pronto.